Envía tu noticia o evento a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Clima en Canals

Ampliar (+)

Facebook

Liga de Canals:

Sencilla, rapida y contundente victoria de Roberto "Incho" Sosa

 

"Incho", ¡que se dejen de "hinchar" y te pongan un rival que te merecés!

Roberto Incho Sosa

No hubo pelea sobre el cuadrilátero del club Independiente de esta ciudad que se encuentra a 83 kilómetros de Córdoba capital y está cerca de Jesús María: se olfateaba, luego de los primeros movimientos que Roberto Sosa era mucho más que Tadeu Almeida Pantoja y todo parecía ser cuestión de esperar el estallido. Y así fue, nomás: apenas estudió los desordenados movimientos de su contrincante brasileño, Incho le dio la razón a la cátedra, al ajustar su mira y, finalmente, a los dos minutos y 19 segundos del segundo round clavó un 1-2 de manual coronado con un cruzado de derecha letal que derribó por toda la cuenta a oponente que no fue tal y se despatarró como un muñeco roto.

El árbitro local Brígido Rosa Vaca le contó hasta 10 pero pudo haberlo hecho hasta 100, porque el visitante nacido en Belén quiso reincorporarse y volvió a desmoronarse como si hubiera estado borracho, teniendo que recibir asistencia médica para reponerse muy lentamente de la brutal definición sufrida.

Con este precipitado y esperado éxito, Sosa (26 años y 52,900 kilos) mejoró su imbatido récord a 22 victorias, sin derrotas ni empates, con 13 definiciones categóricas, mientras que Pantoja (25 años y 52,900 kilos) lo empeoró a 11-2-0, 6 K.O.).

Trató de sorprender Pantoja apenas sonada la campana inicial. Con muchos bríos, el de Belén se plató en el centro del ring queriendo acercarse, erráticamente, hacia la humanidad de su contrincante tirando golpes pero sin desplazarse hacia el frente con un acompasado movimiento de piernas para lograr la medida justa.

Muy tranquilo, serio y concentrado, Sosa lo dejó fuera de distancia con su paso atrás y caminó hacia su propia izquierda manejando las acciones al volver abruptamente hacia el frente y descargar simultáneamente su punteo zurdo al rostro rival, a quien frenó con una admirable puntería.

Sin sólidos conocimientos técnicos, tácticos ni estratégicos, Pantoja siguió yendo hacia adelante porque sí y sobre el cierre del primer parcial fue conectado por un Sosa que calentó motores con la llegada plena de dos zurdas lineales arriba para, renglón seguido, parar dos arrestos rivales con su guardia bien armada y, trascartón, obnubilarlo con dos cruzados de derecha a fondo que explotaron en la cara de un brasileño que quedó a merced de una definición categórica que no tardaría en llegar.

Acelera y noquea

A sabiendas del escaso poder de su rival, Sosa se decidió a definir la desigual contienda en el segundo episodio. Decididamente, tomó el centro y, con su natural mayor velocidad, consiguió empezar a desmoronar a Pantoja con series de tres impactos por vez, varias de ellas coronadas con el quirúrgico gancho zurdo a la zona hepática.

De esa manera, el brasileño, exhausto y paralizado por el efecto devastador del castigo a sus zonas blandas nada pudo hacer para evitar una paliza que sufrió a partir de ese momento.

Acto seguido, "Incho" vio tan sencilla la definición que, por un rato, se olvidó de pegar a bajo, entendiendo que el huésped ya estaba ablandado. Así fue que lo pasó por arriba al visitante con otras seguidillas de golpes arriba, tanto directos como cruzados hasta que a poco menos de medio minuto del epílogo del segundo coronó su faena con ese tremendo 1-2 a la mandíbula. La toalla enviada al tapiz por el rincón de Pantoja sirvió apenas para sumarle un dato anecdótico a la definición, ya que, con buen criterio, Rosa Vaca llegó con su conteo hasta el "out" haciendo caso omiso a ese extremo recurso.

Con los títulos argentino, sudamericano y Fedelatin AMB de los supermoscas en sus alforjas, Sosa merece ya mismo enfrentarse con rivales de mayor nivel para saber dónde está parado en el concierto internacional. Es que al estar 2º en la AMB, 5º en la FIB y 6º en la OMB, ya es hora que un maduro "Incho" no deje pasar el tren de las oportunidades y se aburguese cruzando guantes con oponentes que no le oponen más que enjundia y entusiasmo pero que no logran crearle esa adrenalina propia de aquellos que están capacitados para pelearle de igual a igual, tratando de sumarle misterio al resultado.

Siendo Omar Narvaes el Súpercampeón mundial de la OMB, ese camino está, desde ya, abortado para las pretensiones de Sosa, habida cuenta de que a ambos los maneja el promotor Osvaldo Rivero.

En cuanto la mira se fija en la AMB, el panorama se amplía, debido a que 1º se encuentra el japonés Daiki Kameda, uno de los familiares de esa dinastía nipona, quien ya supo ser monarca ecuménico. Además, el rey universal regular es otro japonés Tomonobu Shimizu, que viene de destronar al mexicano Hugo Cazares. Mientras tanto, el interino es un filipino, Tepparith Singwangcha.

Entretanto, en la FIB, lo espera el mexicano Rodrigo Guerrero, otro joven que acaba de coronarse. Entonces, salvo Kameda, el resto parece ser, por la histórica cultura boxística de los países que representan, guerreros de "toma y daca" pero sin gran experiencia internacional, que realizaron sus carreras en forma "protegida" y amparados al calor de sus lugares de origen.

La oportunidad aparece como inmejorable en 2012 para que el "Incho" pueda soltar amarras definitivamente buscando un título mundial que, a esta altura, está en condiciones de pelear palmo a palmo con ciertas chances de lograrlo.

Claro está que para que acrecentarlas, se tienen que dar óptimas condiciones extraboxísticas como la disposición de un lugar de entrenamiento con todas las de la ley, sparrings/ compañeros de guanteo acordes con la ocasión (¿suena muy loco que "El Huracán de Trelew", con todo su bagaje, colabore con él) que seguramente se le presentará durante los próximos meses. Y una preparación física impecable, obviamente, que hasta ahora siempre presentó.

Por otra parte, "Incho" tiene otra ventaja: José "El Monito" su DT -también está Carlos Martínez- y hermano, quien combatió tres veces por título mundial e, incluso, lo hizo en Japón. Esa invalorable experiencia es otro punto a favor que Roberto Domingo Sosa sabrá captar para estar a la altura de las circunstancias cuando el Día D llegue, por fin, naturalmente para ponerle el broche de oro a sus justificadas pretensiones.

Definitivamente, más allá de estos rivales de escaso valor, "Incho" Sosa está ya mismo preparado para la guerra.

 

Autor: Enrique Rodriguez

Fuente: www.ganchoycross.com.ar

Foto: Fecorbox